Manejo de Estrés

Cómo encontré la motivación para ejercitarme

Reading Time: 4 minutes

unsplash-logo
Gesina Kunkel

¿Donde buscar la motivación necesaria para ejercitarme si no tengo el deseo de hacerlo? Eso me pasó y te contaré cuales fueron mis razones para empezar de nuevo.

Cuando una persona no tiene el hábito creado de ejercitarse es difícil tomar la iniciativa y más cuando entendemos que no lo necesitamos, solo porque aparentemente nos vemos bien o nos sentimos bien con nuestro cuerpo. Y pensando de esa manera, encontrar la motivación para ejercitarse será más complicado.

Desde pequeña siempre estuve involucrada en actividades físicas, muy activa en natación, luego en danza y el ballet. Después que lo dejé iba al gym, pero hubo un momento que dejé de ir al gym y detuve los ejercicios sin motivo aparente. Siempre he estado consciente de lo importante que es ejercitarse para la salud, pero hubo un momento de mi vida que perdí el enfoque del porqué hacerlo, no encontraba razón y muchos menos motivación. Tardé mucho tiempo en encontrarla.

Veía tanto en las redes sociales como en amigos que tenían disciplina, con horarios establecidos durante la semana para ejercitarse y me preguntaba ¿que los motivaba para levantarse a las 5:00 am? Y claro que cuando se comienzan a notar los resultados en el físico verdaderamente que motiva, pero este no es el punto de este post. Aunque es importante sentirse bien con su cuerpo y trabajarlo hasta lograr con el objetivo.

Cuando veía las fotos de influencers con super cuerpos mostrando sus antes y después, realmente quería ser parte de ese cambio, pero luego se me iba rápido «la motivación», ya que no era mi objetivo estar como esas chicas y no me malinterpreten. Lo que me refiero es que, me desmotivaba rápido porque cuando iniciaba me obsesionaba con el resultado y me refiero a lo físico y lo quería inmediatamente. Error! Y entendía que mi motivación debía ser algo más que solo el físico.

Cuando comencé a modificar mis hábitos matutinos, entre ellos retomar los ejercicios a las 5.00 a m, noté los cambios y los beneficios que le hacían a mi salud.

¿Donde buscar la motivación necesaria para ejercitarme si no tenía el deseo de hacerlo?

No soy la persona más dedicada para realizar ejercicios y hay días las cuales me cuestan pararme de mi cama y moverme, pero trato de siempre mantener motivada por la razón por la que lo hago.

Aquí te comparto uno de los tantos beneficios de ejercitarse y los que me motivan a a hacerlo:

Endorfinas

Llamadas las hormonas de la felicidad la cuál estás influyen en el estado de ánimo, permitiéndote que pases el día de buen ánimo. Esta hormona se libera a través del ejercicio físico

Adrenalina

Esta hormona también es liberada por los ejercicios físicos, es responsable de que no pasemos el día pasivos produciéndonos energía al cuerpo.

Buen remedio para disminuir el estrés

El realizar ejercicios constante evita que la hormona cortisol sea liberada, esta hormona es resultado de cuando sentimos que estamos bajo estrés.

En caso que de estés sometido bajo mucha presión laboral, te recomiendo leer este post para manejar el estrés.
https://sallyboyer.com/manejo-de-estres/tips-para-manejar-el-estres-laboral/

Buena para la salud física.

Hacer ejercicios temprano en la mañana aumenta la motilidad intestinal, es decir los movimientos que hacen que la comida vaya en dirección. Provocando que las células se activen y hacen que su función se regularicen.

En pocas palabras que si tienes problemas de estreñimiento te ayudará a normalizar tus intestinos.

Sin olvidar que realizar ejercicios constantes tienen efectos positivos al corazón, ya que este los fortalece.

¿Has sentido mientras duermes dolor de lumbalgia o del nervio ciático? Espero que no, porque yo sí y el dolor es horrible, les cuento que gracias a mis ejercicios matutinos a las 5.00 am han disminuido estos dolores.

A pesar de que ejercitarse tiene múltiples beneficios de los cuales yo solo mencioné algunos que utilizo como mi motivación.

El llevar una vida sedentaria puede desencadenar a largo plazo problemas con la salud. como desarrollar la diabetes, problemas cardíacos, colesterol alto, entre otros.

No, no soy médico pero no hay que ser experto en el tema para saber e investigar las consecuencias que tal vez a través de los años se presenten.

No es cuestión de solo vernos bien, también es sentirnos bien con nosotros mismos y con nuestro cuerpo.

Te muestro alguna opciones para mantener tu cuerpo en movimiento:

Natación, es uno de los deportes más completos que existen.

Clases de baile (ballet, danza contemporánea, salsa, merengue, bachata, hip hop, etc.)

Pole dance, tengo planes de tomar clases de este tipo.

Danza aérea

Caminar

Ejercicios con pesas y sin pesas, yo me ejercito sin pesas.

Yoga, realizo rutinas diarias.

Existen muchísimas formas más de mover el cuerpo, solo enumeré algunas de las cuales me gustan, claro pero no las práctico todas (jaja), pero si en un futuro tal vez no muy lejano, sí me gustaría.

Estos son mis motivos y espero que si aún no tienes ningunos, estos te inspiren.

Cuéntame que te motiva a ejercitarte.

Con cariño, Sally.

Suscríbete para recibir más publicaciones como esta

Sally Santana

info@sallyboyer.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pinterest
Pinterest
Instagram